Archivo del sitio

NO PUEDO ADELGAZAR




393475_313722621975615_1026867559_n

         A nadie se le escapa que el sobrepeso es un problema de salud ya que supone un riesgo añadido en el padecimiento de determinadas enfermedades crónicas, como la diabetes o las enfermedades vasculares. La entrada en estos grupos de riesgo es automática,  además de otros problemas como limitaciones de movimiento, dificultades respiratorias, apnea, y también de regalo, gracias a los cánones de belleza que imperan hoy en nuestra cultura, problemas de autoestima o problemas psicológicos más graves, englobados bajo la denominación de “Trastornos del comportamiento alimentario” y que pueden ser incluso letales.

 Sí, hablamos de anorexia, bulimia, como los más representativos, pero no son los únicos.

No vamos a tratar ahora de éstos gravísimos problemas, sino a poner el acento en un aspecto muy olvidado cuando alguien decide perder peso.

¿Quién no ha estado a dieta? Todos sabemos que requiere un esfuerzo , un  gran esfuerzo, y se hace fastidioso, se pasa hambre10401921_10152543291954683_935046958283013636_n , se tiene mal humor, ves como quienes te rodean comen lo que quieren, te fijas en esa amiga que además luce un tipito estupendo, en cómo devora sin remordimiento una pizza. Tienes que rechazar con gran dolor de tu corazón (y tripas), ese bocado tan delicioso que te están ofreciendo. Parece que todo el mundo está en tu contra y no hacen más que poner delante de ti, numerosos cebos a ver si picas. Para colmo, tienes que hacer ejercicio, y además de forma habitual. En fin, es una carrera llena de obstáculos difícil de superar, perder peso sale caro, y es agotador.10006996_807493635944600_153591608_n

Pero bueno, ya está, ya lo has conseguido, has perdido esos kilitos, ya has bajado alguna talla, ¿y qué pasa? Pues que sin darte cuenta, comes de forma normal, y esas calorías que consumes de más se meten en tu armario y van recosiendo tu ropa para hacerla más pequeña…. Ejem…. ¿?….. No, claro que no.

chiste376765_427573300619270_1610936804_n

Pero ¡OYE! Que no voy a estar a dieta toda la vida!!!!!. No claro que no. TIENES QUE CAMBIAR tu relación con la comida  y la vida sana. Y ahí es donde todo el mundo se equivoca. ¿Y qué hacemos? ponernos otra vez a dieta, pero esta vez, más restrictiva aún, con menos calorías, que ya no tengo la misma facilidad de antes para adelgazar…. Y vuelta a empezar. Sí, el conocidísimo efecto Yo-Yo935644_222586414532831_286207171_n

TODAS las dietas funcionan, incluso las milagro, sí, todas te hacen perder peso, pero también te hacen perder la salud y el tiempo, también el dinero, resultando peligrosas y nocivas.

Lo que falla es tu manera de afrontar el problema. Perder peso es un banco de TRES patas pero siempre se olvidan de una,  y esa es la razón por la que el banco nunca se sostiene y se derrumba:

perder-peso-por-medio-del-placer

 Alimentación sana y equilibrada

Vida sana y activa.

Y la gran olvidada: la ayuda psicológica

               Sí, la psicología te ayudará a cambiar el chip, a superar los obstáculos que te pone tu mente y que sabotean tus buenas intenciones. A ser asertivo y decir que no cuando te ofrecen comida. A no desfallecer. A no tirar la toalla. A encontrar el tiempo que dices que no tienes. A premiarte cuando avanzas. A aumentar tú autoestima. A quererte cómo eres y a no buscar siempre la aprobación de los demás. Y lo más importante: a cambiar tu relación con la comida y la vida sana que te permita mantener los cambios y por tanto los resultados.

                A la hora de desembolsar dinero extra para seguir un plan de adelgazamiento, no se ponen muchas trabas al hecho de comprar productos light más caros y que por cierto son menos sanos , ni de hierbas  y complementos milagrosos,  tampoco se ponen demasiados reparos en gastarse el dinero en un gimnasio, pero muy pocos se plantean invertir algo de dinero en acudir al psicólogo, (que entre otras cosas no es tan caro aunque tengamos mala fama en ese aspecto) y  sin embargo, esa puede ser la clave de porqué tu plan de adelgazamiento no funciona.

Cuando decidas perder peso, no olvides esa tercera pata del banco que le dará estabilidad a un buen plan de pérdida de peso y que te permitirá mantener los resultados en el tiempo.

La frase :

” No hay atajo sin trabajo”

refranero español

Que paséis un gran día 🙂