Archivo del sitio

DORMIR DESPIERTO

a00480c4af9a8040122a21317e3f1924

  ¿Nunca te has quedado ensimismad@ en tus propios pensamientos? Sí, lo que ahora se llama quedarse pillad@. Seguro que sí. Pero ¿por qué? ¿Qué función tiene? Bueno, pues intentaremos explicarlo de una manera simple.
Te habrás dado cuenta de que durante el día, el nivel de consciencia va cambiando, es decir, pasamos de dormir y soñar a estar despiertos, pero además, mientras estamos despiertos, tenemos fantasías, y no solo eso, sino que aunque estés totalmente lúcido y despierto, no todas las actividades de tu cerebro están igualmente presentes en tu consciencia, ni al mismo nivel.
La consciencia es vital. El cerebro necesita anticiparse a lo que se va a encontrar, y para ello tiene que procesar los estímulos que percibe de manera ordenada y lógica, debe saber de las relaciones entre ellos, ya que previamente nos llega en un desorden relativo. Si conoce estas relaciones, nuestro cerebro ya puede elaborar un proyecto previo de lo que se puede encontrar además filtra lo relevante de lo irrelevante. Por supuesto para ello ha debido antes ocurrir una experiencia previa, ha ocurrido un aprendizaje, lo que nos permite adaptarnos con mayor rapidez al ambiente en el que nos movemos y que además es inconstante, y elegir las opciones más beneficiosas.ee086c6edc19ae810d64d12242904545

          Por supuesto es mucha la información la que nos rodea pero no toda la procesamos con la misma consciencia, a todo no se le puede prestar la misma atención. Imagínate que te está hablando dos personas a la vez, seguramente no te enteras bien de una de ellas, sin embargo, si la otra persona dice tu nombre o algo referente a ti, lo captas.
Ya hemos dicho que muchas funciones se realizan de manera inconsciente, como la regulación fisiológica es decir no necesitas ser consciente de que respiras o de que tu corazón late, pero hay otras funciones que, aunque a un nivel ligeramente superior de consciencia tampoco realizas de manera voluntaria, como es estimar tamaños, distancias, tamaños o texturas. Otras tareas que realizamos en modo automático como por ejemplo conducir, necesita de un aprendizaje y un uso previo, pero una vez que sabes hacerlo y a base de practica terminas cambiando las marchas, acelerando, o frenando de manera automática, mientras que cuando aprendías necesitabas ser plenamente consciente de cada uno de los pasos.
bcf41d631245f286ff7cccb7c1c64ef9En cuanto a las ensoñaciones, lo que conocemos como soñar despierto, elaboran una realidad personal que no tiene que ver con lo que en ese momento te rodea, desconectas del ambiente en el que estas realmente, tu imaginación da rienda suelta a tus pensamientos y te evades. Entonces…si para sobrevivir necesitamos procesar los estímulos que nos rodean, ¿qué función tiene desconectar del mundo real? Pues en entre otras cosas, te ayuda a “sobrevivir al aburrimiento “, a fortalecer la creatividad, así se obliga al cerebro a seguir funcionando aunque realmente no haya nada que tenga que procesar realmente.

    Pero cuidado, no todo es positivo, también puede ser causa de accidentes. Se ha demostrado que cuando se sueña despierto, hay una elevada presencia de ondas Alfa y Theta similar a un trance hipnótico, y que se activa cuando la actividad que realizamos es muy sencilla y poco atractiva. Las consecuencias no son las mismas si estás leyendo un texto de estudio de una materia engorrosa que cuando estás manejando maquinaria o estás conduciendo por una carretera monótona.    d167c4f961398f19c97f3ea569effc69     

Así que Sí, evadirse es positivo, además es la manera en la que muchos proyectos se gestan y se van haciendo realidad, puesto que éstos permanecen en nuestra memoria con mucha mayor probabilidad que los sueños que tenemos mientras dormimos pero hazlo en el contexto adecuado, tirad@ en el sofá, o en el parque.

La frase de hoy:

cartel soñar despierto

Que tengáis un buen día pero antes os dejo un enlace con un artículo anterior en el que os cuento por qué soñamos, os gustarán algunas curiosidades:

https://psysabel.wordpress.com/2013/09/20/el-sueno/

EL SUEÑO

   Imagen

      Ahhh!, cuantas cosas que hacer y pocas horas para ello…. ¿verdad?, y ¿Qué hacemos?, arañarle horas al descanso, a la noche, al sueño, día tras día… Craso error, aunque pasemos más de un tercio de nuestra vida durmiendo, créeme cuando digo que es una buena inversión dormir lo suficiente y no estoy hablando de un cutis terso y falta de ojeras, que también… sino de salud mental y física

     El ser humano no puede vivir sin dormir durante demasiado tiempo, todos hemos sufrido las consecuencias de no dormir lo suficiente o de pasar una noche de vigilia, sabemos que no es agradable el día siguiente.

    La media de sueño es de ocho horas aunque esto depende de la edad, o de épocas críticas como por ejemplo una enfermedad que necesita de más reposo y descanso. Un bebé duerme más de la mitad del día mientras que un anciano duerme menos horas seguidas durante la noche y dormita varias veces al día cortos periodos de tiempo, ¿recuerdas al abuelo en la butaca medio dormido?

     Al llegar la noche, se segrega una hormona, la melatonina, que funciona como un somnífero natural, llega así el estado somnoliento, las ganas de dormir, el tono muscular desciende, la respiración y la tasa cardíaca también, pero sin embargo, a partir de ahora el cerebro trabaja intensamente.

     El sueño se sucede a través de dos estados, el NMOR y el MOR, que se siguen cíclicamente varias veces en la noche.El NMOR ( No Movimientos Oculares Rápidos) o NREM( No Rapid Eyes Movement) en inglés,  es un estado subdividido en 4 fases, la fase I es la fase de sueño ligero, la transición entre el sueño y la vigilia, luego ocurre la fase II del sueño NMOR y pasamos a la III y a la IV, éstas dos últimas corresponden al sueño profundo, a partir de la fase III ya no respondemos a los estímulos que nos rodean ( luces, sonidos… ) y por último pasamos al estado MOR ( Movimientos Oculares Rápidos ) o REM ( Rapid Eyes Movement), y es en esta etapa donde ocurren las ensoñaciones, las imágenes que recordamos al despertar. Todo este ciclo dura entre 90 y 120 minutos y se repite 4-5 veces en la noche.

     Bien, ya sabemos qué pasa, pero ¿por qué? ¿Para qué?, bueno, pues la respuesta definitiva nadie la tiene. El organismo se repone de las actividades diarias, supone un descanso y ocurre una puesta a punto del organismo y de las neuronas, activas durante todo el día, se segregan hormonas distintas a las diurnas que ayudan en este proceso reparador, pero sin embargo, el cerebro, no se mantiene en reposo, al contrario, registra una elevada actividad. La función psicológica más defendida es la consolidación e integración de los sucesos diarios, liberándolos de información superflua, organizándola en nuestros esquemas previos y permitiendo así un almacenamiento y recuperación de la información más eficaces. Pero… ¿y las ensoñaciones?, Esas imágenes fantasiosas que desafían las leyes de la física y la razón, ¿qué sentido tienen?

     De las funciones del cerebro, hay una que sí se ralentiza durante el sueño: La lógica, así nuestros pensamientos vagan libremente y permiten originales recombinaciones de datos, surgiendo así nuevas salidas a tus preocupaciones. ¿Sabes del dicho consultar con la almohada?, por la mañana ves las cosas de otra manera, y  la solución a los problemas que te atormentaban anoche, encuentran solución, o no se ven tan graves al verlos desde otra perspectiva. Así, es muy importante en la creatividad del ser humano. Anécdotas curiosas sobre la influencia de algunos sueños en la solución de problemas científicos las encontramos en Einstein, que se vio viajando a la velocidad de un rayo en un sueño,Imagen

o Niels Bohr quien a raíz de un sueño se inspiró para su Modelo de la estructura atómica, Imagen

algo parecido le ocurrió a August Kekulé quien pudo encontrar la solución a la estructura  de la molécula de benceno al soñar con una serpiente que giró para morder su cola Imagen.

Pero la creatividad potenciada por los sueños  no se limita a la ciencia, también a las artes,                                                         Imagen 

” El extraño caso del Dr Jekyll y Mister Hyde” parece que la extrajo Robert Louis Stevenson de un sueño

Imagen 

así como Mary Shelly con “Frankenstein o el moderno Prometeo” quien en sus propias palabras escribió “Vi, con los ojos cerrados pero con una nítida imagen mental, al pálido estudiante de artes impías, de rodillas junto al objeto que había armado. Vi al horrible fantasma de un hombre extendido y que luego, tras la obra de algún motor poderoso, éste cobraba vida, y se ponía de pie con un movimiento tenso y poco natural. Debía ser terrible; dado que sería inmensamente espantoso el efecto de cualquier esfuerzo humano para simular el extraordinario mecanismo del Creador del mundo”,

o la melodía del tema “Yesterday “de Paul McCartney, Imagen

“El Mesías” de Händel,Imagen

en fin, hay multitud de casos contados por sus propios protagonistas. Pero que esto ocurra no tiene que ver con inspiración divina, sino que de una manera más terrenal, los datos que vamos interiorizando y acumulando, van interaccionando y en determinado momento, una asociación inesperada, da con la solución, o la fantasía inspira obras geniales. Como vemos por tanto, el sueño repara el organismo, organiza mejor nuestros contenidos mentales y además estimula y potencia la creatividad.

     Que paséis un buen día.

La frase de hoy:

Ves cosas y dices,” ¿Por qué?” Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, “¿Por qué no?”

George Bernard Shaw