AUTOESTIMA ( algunos errores )

Imagen

Ya hemos comentado en artículos anteriores sobre la autoestima, que empieza a forjarse temprano en la infancia, que normalmente esta responsabilidad recae principalmente en los padres, aunque otros miembros de la familia y del entorno cercano también tienen algo que añadir, y posteriormente se amplía a  otros ámbitos. Sin embargo, ocurre en ocasiones que  estamos potenciando una baja autoestima en nuestro hijo sin darnos cuenta de ello, incluso queriendo a nuestro hijo con toda nuestra alma, y no sabemos qué hemos hecho mal.

-Hola mamá

-Hola hijo, ¿Qué tal te ha ido?

-Pssss, bien, me han puesto un ocho en un trabajo.

-¿Te han dado la nota del examen de la semana pasada?

-Sí,  un cuatro! pero la recuperación es el Lunes!

-! ¿Un cuatro?! Pues ya sabes que no ves la tele en todo el fin de semana y a estudiar!, mira tu hermana , todo lo saca a la primera, nunca tiene que hacer recuperaciones, ¡ qué desastre de niño!

Como vemos en esta conversación, no ocurre nada aparentemente que se salga de lo normal, ocurre muy a menudo, ¿no?, pero como se diría en los pasatiempos ¿Cuántos errores veis? TIC-TAC-TAC…

Pues como vemos, le ha recriminado la mala nota, pero ni una sola palabra sobre el ocho del trabajo. Este es un error muy común, se resalta lo malo pero no se elogia lo bueno y con ello no se está valorando el buen trabajo realizado, no se le pregunta qué pasó para suspender, si tuvo un mal día, si estudió poco. Si un niño está acostumbrado a que se le valore lo que hace bien , no tendrá problemas en reconocer que estudió poco porque sabe que puede cometer errores y rectificar,  porque eso está permitido en su hogar, sin embargo, si sólo se le señala cuando falla, no querrá reconocerlo para que no le regañen y es más probable que mienta. Hay muchos más matices que señalar en este aspecto pero se nos puede ir el día en ello, así que pasemos al siguiente error: 

¡No ves la tele!, no sólo se le ha recriminado el suspenso y se ha pasado por alto la buena nota del trabajo, además se le ha castigado, y nada menos que con no ver la tele, dándole a ésta una estatus de premio a conseguir, algo que no es nada recomendable. Los niños deben aprender a hacer las cosas y las tareas porque tiene su función, hay que estudiar para aprobar, no para poder ver la tele, tiene que recoger el cuarto porque es más higiénico, seguro y son parte de las normas de convivencia,  no porque sea un medio de conseguir premios. De lo contrario conseguiremos que sólo se muevan a cambio de algo.

Más tarde lo compara con su hermana. Las comparaciones siempre son odiosas, y en este caso más, con ello le estamos diciendo que es peor que otra persona, para colmo su hermana.  Los hijos  y el resto de personas son distintos, ni mejores ni peores, distintos, y si no lo perciben así, el daño está asegurado, por una parte porque le estamos diciendo que esperábamos algo de él y que no está cumpliendo las expectativas, que no llega al nivel deseado, por otra, no estamos respetando su individualidad, sus cualidades no tienen el mismo valor para nosotros, preferimos que sea como otra persona, que sea distinto. Lo estamos haciendo polvo ¿no?

Por último, lo llama desastre, ya está, ya le ha puesto una etiqueta, la guinda del pastel,  es un desastre, y así se  verá a sí mismo, como un desastre, y por tanto lo hará todo de forma desastrosa, pues eso es lo que le han dicho, y él se lo cree, punto.

Esto es una pequeña muestra de cómo sin querer, sin ser conscientes de ello, nos equivocamos y podemos fomentar una baja autoestima en el niño. Por supuesto que hay casos en que son el resultado de una manifiesta incompetencia y negligencia de los padres en estos temas, y no sólo será el hijo quien sufra las consecuencias, ellos ya tienen un problema que seguro se agravará en el tiempo. La semana que viene, toca artículo con consejos para fomentar en casa una alta autoestima y errores a evitar.

                Ya sabéis que podeis suscribiros para recibir los artículos en vuestro correo, y solo recibiréis los artículo, ni publicidad ni spam , sólo lo que yo escribo. Que tengáis un buen día y la frase es:

Piensa en grande y tus hechos crecerán, piensa en pequeño y quedarás atrás, piensa que puedes, y podrás, todo está en el estado mental.

Napoleón Hill

Anuncios

Acerca de MªIsabel López

Licenciada en Psicología. Máster en Psicopatología y Salud. Mi idea es acercar la psicologia a todos , esa gran desconocida, que envuelve cada momento de nuestra vida sin que seamos conscientes de ello.

Publicado el 28 mayo, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. me gusto mucho el articulo, de este tipo de errores los he cometido y reconozco y acepto que aún lo sigo haciendo con mi pequeño, trato de verlo como un pequeño adulto, cuando en realidad es un niño y en eso me ha faltado darle su lugar, gracias por estas publicaciones 🙂

  2. Muy interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: