SÍNDROMES ( verdades y mentiras )

Imagen

          Estamos acostumbrados a leer y escuchar noticias que incluyen la palabra Síndrome, seguido normalmente de un nombre propio ,de un sustantivo, de un  grupo de palabras, incluso de conjunto de siglas o que definen una situación, pongamos por ejemplo: Síndrome de Diógenes, Síndrome de Williams, Síndrome de Cotard, Síndrome del miembro fantasma,  Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, Síndrome de Peter Pan, Síndrome L.E.O.P.A.R.D… y un largo etcétera, pero además va aumentando día a día, puesto que tiene una fuerza mediática a la que es difícil resistirse, y da igual que existan o no. Vende.

                La palabra síndrome proviene del griego  Σύνδρομο (syndrome) originalmente quiere decir simultaneidad, y que nuestro Diccionario de la RAE lo define como:

 1.- Conjunto de síntomas característicos de una enfermedad.

2.- Conjunto de fenómenos que caracterizan una situación determinada.

                Así pues, lo podemos considerar como la aparición simultanea de determinados síntomas que designan una situación, trastorno o enfermedad. Éste término nacía con la intención de ser una denominación transitoria para tales estados hasta encontrar una confirmación de su existencia y poder reemplazarlo por un término más preciso, pero terminó haciéndose sinónimo de la palabra enfermedad, y aunque por considerarse superflua, dejó de utilizarse durante casi doscientos años, volvió a finales del siglo XIX para dar nombre a los distintos estados patológicos de una manera más adecuada, que la resultante del método tradicional de incluir prefijos, sufijos y a los órganos implicados, algo que ocurría sobre todo en patologías complejas. Pero esta forma de nomenclatura no fue aceptada rápidamente y también era fuente de multitud de problemas, además se ha extendido más allá  del campo científico hacia  otras áreas.

             Hoy en día ha pasado a ser un cajón desastre, al utilizarse también para definir la conjunción simultánea de formas de comportamiento sociales y culturales  que en ocasiones no son patológicas, pero sí extrañas , incluso humorísticas, y que confunden a aquellos que no son conocedores en profundidad de la ciencia médica, psicológica y psiquiátrica, metiendo en el mismo saco síndromes verdaderos con pseudosíndromes, que no se encuentran en ningún manual de diagnóstico como enfermedades o trastornos, y que pueden hacerle creer al público que padece una enfermedad.

Pongamos algunos ejemplos de síndromes y pseudosíndromes:

  • Síndrome de Tourette: Lleva el nombre del neurólogo Georges Gilles de la Tourette quien diagnóstico por primera vez este trastorno, tiene una base biológica y hereditaria, que además empeora con estados de ansiedad y se caracteriza por movimientos repetitivos de forma  involuntaria acompañada en ocasiones de tics vocales. La existencia de este síndrome está científicamente documentada.
  • Síndrome de Down: o Trisomía del par 21, significa que en el cromosoma 21 hay tres copias en vez de dos, y esto provoca que el organismo se desarrolle de determinada manera tanto física como cognitiva. También está muy documentada científicamente como Síndrome con entidad propia.
  • Síndrome de abstinencia.- No tiene una base genética que lo origine, pero sí biológica y aparece a raíz de dejar de tomar la sustancia a la que se es adicto provocando un intenso malestar que le “obliga” a repetir el consumo.
  • Síndrome de Estocolmo.– Aparece cuando un rehén ayuda y se pone de parte de sus secuestradores, parece ser que se trata de un mecanismo de defensa del propio rehén ante la imposibilidad de enfrentarse al shock emocional, y de la necesidad de salir indemne del suceso. No es una enfermedad, ni un trastorno, sino una forma de comportamiento defensivo de autoprotección.
  • Síndrome de Capgras.- En éste caso, el paciente cree que quienes le rodean son impostores, que no son quienes dicen ser, pero en ámbitos científicos no se le considera como un síndrome con entidad propia sino como parte de otra mayor, como la esquizofrenia o la depresión psicótica.
  • Síndrome de Stendhal.- “Al salir de Santa Croce, el corazón me palpitaba con fuerza, eso que en Berlín llaman nervios; la vida se había agotado en mí, caminaba con miedo a derrumbarme”. Esto es lo que contaba Stendhal (pseudónimo de Henri Marie Beyleen) al relatar su viaje a Florencia ,pero también cuenta , y esto ya no ha trascendido tanto, que una vez fuera y ya sentado al aire libre se recupera sin problemas. Éste es un claro ejemplo de síndrome que realmente no existe , pero que ha originado mucha literatura, posiblemente como reclamo turístico , el hecho ocurrió a principios del S.XIX, pero es curiosamente a partir de 1989 cuando un psiquiatra del Hospital de Santa María Nuova, en la propia Florencia, aprovecha el relato y diagnostica a 106 pacientes que habían acudido con mareos, desvanecimientos y taquicardias, con éste síndrome, atribuyendo a la belleza de la  ciudad la aparición de estos síntomas, como respuesta a la imposibilidad de digerir tanta maravilla, sin tener en cuenta la cantidad de turistas que la visitan y a los que no les pasa nada,  y al hecho de que es más probable que estén causados por el cansancio y el agotamiento , pero claro,  esto ya no es tan romántico.

          Vemos por tanto que no hay que fiarse de todo lo que se publica y hay que tomar con precaución todo lo referente a los síndromes y acudir a fuentes fidedignas para saber más sobre ellos y su realidad. Ya de por sí, hay miles de síndromes medicamente documentados, a los que hay que sumar los pseudosíndromes y los falsos síndromes, algunos verdaderamente curiosos y extraños, así  que si os parece  en próximas publicaciones los iremos abordando.

Que tengáis un buen día 🙂

La verdad fue un descubrimiento. El engaño un invento.

Joel Fuguet Margeli

Anuncios

Acerca de MªIsabel López

Licenciada en Psicología. Máster en Psicopatología y Salud. Mi idea es acercar la psicologia a todos , esa gran desconocida, que envuelve cada momento de nuestra vida sin que seamos conscientes de ello.

Publicado el 26 mayo, 2013 en Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: