LA AUTOESTIMA (reconocer y reconocerse)

Imagen

                Sí, reconocer y reconocerse .En este artículo pretendo que tengáis una idea de cómo se comporta cada uno atendiendo entre otras cosas a la autoestima, seguro que seréis capaces de poner el nombre de alguien o el vuestro en cada uno de los grupos.              

                El/La prepotente, autoritari@, controlador@, esa persona que exige perfección , que es inflexible en sus demandas, que manipula y chantajea , que presume de cosas de las que debería estar avergonzado, como de haber humillado o engañado a alguien por ejemplo, que ve la paja en el ojo ajeno pero no ve la viga en el propio, que señala en los demás faltas y defectos   que realmente se encuentra en su propia persona aunque no se reconozca en ellos, y nunca tiene la culpa de nada, siempre es por culpa de los demás o tiene una excusa a la que acudir para esquivar su responsabilidad en sus obligaciones, y lo más triste es que vive en la mentira, la peor, la suya propia, se autoengaña. Es el agresivo, que no conoce ni respeta los derechos de los demás, y es así como esconde su baja autoestima, critica, es superficial, egoísta, envidios@, irresponsable, ofensiv@, engreíd@, necesita sobresalir, aparentar y llamar la atención para sentirse importante y muchas veces a costa de alguien más débil, y lo hace a base de gritos, de manera pública, levanta la voz e insulta, incluso llega a la agresión física. ¿Ya tienes la imagen de alguien así? Seguro que sí, así ocurre por ejemplo en el acoso escolar o l@s maltratadores, pero no todos son delincuentes, no confundamos, simplemente tienen una vida bastante triste con pocos amig@s y recibiendo el amor que profesan: poco o ninguno.

                No tod@s los que tienen la autoestima baja la esconde bajo la agresividad,  hay quienes no la exteriorizan tanto, al contrario, son l@s pasiv@s, este tipo de persona, no reconoce ni hace respetar sus propios derechos, son dependientes, retraid@s, tímid@s, sumis@s, tienden a la depresión, a ser manipulad@s, a convertirse en víctimas, se autocompadecen, no se defiende de los demás, es insegur@, muy sensible a las críticas, complacen a los demás para ser aceptad@s, no tienen metas en la vida, resultan personas tristes, así es como exteriorizan los sentimientos negativos que sienten hacia su propia persona, su vida social por tanto se ve muy limitada y tampoco es que tengan un club de fans precisamente.

                Como vemos, los individuos con baja autoestima tienen una manera de proyectar su baja autoestima, utilizando la agresividad, la diferencia está en que l@s primer@s la ejercen contra los demás y los segundos contra sí mism@.

                Sin embargo las personas con alta autoestima aman la vida, piensan antes lo que van a decir, son más diplomátic@s por así decirlo, son asertiv@s, defendiéndose sin utilizar la agresividad ya que además la controlan muy bien , confían en sí mismo y en sus posibilidades lo que les confiere un gran grado de adaptación, aprende de sus errores y no le da miedo reconocerlos ni aceptar los de los demás, además de confiar en sí mism@ , confía en los demás, en su bondad, en sus capacidades, el mundo es fantástico y sus gentes también. Comprobamos que también, los sentimientos que tiene hacia su persona los proyecta en los demás y lo que los demás perciben de él, lo suelen recoger, tienen  buenos amigos y reciben mucho cariño.

                Por otro lado, no todos están en los extremos de la autoestima, los hay que están en un punto medio, y suelen ser personas grises, tímidas, salen del paso, se conforman con todo, son apáticos, lo dejan todo para mañana y no ven la necesidad de cambiar.

                Como todo en la psicología, no hay nada absoluto, y es posible modificar y si no son posibles determinados cambios sí es posible que el impacto sea menor. La autoestima es una de las cosas que pueden cambiarse, y cuyos efectos confieren un gran cambio en tu calidad de vida. Próximamente veremos los errores que cometemos sobre todo los padres de cara a forjar la autoestima de nuestros hijos, y seguramente muchos se vean reflejados en esos niños o en esos padres.

Como siempre os deseo un buen día y os dejo con una frase:

“El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él”

Miguel de Unamuno escritor y filósofo español

Anuncios

Acerca de MªIsabel López

Licenciada en Psicología. Máster en Psicopatología y Salud. Mi idea es acercar la psicologia a todos , esa gran desconocida, que envuelve cada momento de nuestra vida sin que seamos conscientes de ello.

Publicado el 21 mayo, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: